Bosques de Negro: Jm Valde por Jose Miguel  Valdeolivas Novella

Bosques de Negro: Jm Valde por Jose Miguel Valdeolivas Novella

April 8, 2020

Titulo del libro : Bosques de Negro: Jm Valde
Fecha de lanzamiento : August 22, 2016
Autor : Jose Miguel Valdeolivas Novella
Número de páginas : 49
Editor : Jose Miguel Valdeolivas Novella

Descargue o lea el libro de Bosques de Negro: Jm Valde de Jose Miguel Valdeolivas Novella en formato PDF y EPUB. Aquí puedes descargar cualquier libro en formato PDF o Epub gratis. Use el botón disponible en esta página para descargar o leer libros en línea.

Jose Miguel Valdeolivas Novella con Bosques de Negro: Jm Valde

INCENDIOS DE TODOS
Son numerosas las zonas de España donde, detrás de los incendios, hay irregularidades.
No siempre es culpable la negligencia ni la piromanía. Tampoco son siempre culpables los agricultores. Antes bien, sus cultivos, cercanos a montes abandonados donde los pinos se masifican, son y sirven de cortafuegos aún a costa de perder sus mejores árboles productivos.
Por otro lado, en un plano estrictamente delictivo, emergen los incendios con intereses especulativos, guiados con el ánimo de sacar ganancias personales de las pérdidas generales.
Pero, casi siempre, en el origen de los incendios está la mano del hombre y, detrás de ellos, la consecuencia es que estos incendios eliminan drásticamente de su entorno y por mucho tiempo cualquier forma de vida animal o vegetal.
De nada sirve criticar cuando se tiene la oportunidad de concienciar. A los oídos sordos, imágenes de conciencia. Cada foto de este libro es una denuncia visual que recoge todo lo que siento y sobre lo que no tengo espacio ni palabras suficientes para decirlo. Ahora las fotos hablarán por mí y por ellas mismas…
Mis agradecimientos a los agentes y cuerpos de extinción, ecologistas heroicos que se dejan la piel tratando de salvar lo que se pueda de esta naturaleza asesinada. Gracias a mis amigos y familiares que me han acompañado en la construcción de este trabajo personal. Gracias también a ti, por mirarlo y considerarlo.
Y, por último, nunca pongas en riesgo tu vida por tomar una foto.